domingo, 17 de agosto de 2008

Toros en Baeza

Ayer 16-08-08 una parte de sentencia taurina nos acercamos a presenciar la corrida que se celebró en el coso baezano.Fueron 6 toros de la ganadería de Alcurrucén, que ofrecieron un juego desigual, para los espadas Julio Aparicio,Javier Conde y Sebastián Castella.
Julio Aparicio estuvo aseado en su primero(oreja) y en el segundo resultó cogido, con herida en el cuello de 8cm que penetraba hasta la mandíbula.


Javier Conde mostró su toreo característico en el primero de su lote(oreja), se deshizo como buenamente pudo del imposible 4 toro de la tarde(el que cogió a Aparicio), y en el sexto lo intentó aunque no pudo hacer nada.


Sebastián Castella salió con ganas en su primer animal,lo toreó bien de muleta y esto le reportó dos orejas.En el quinto de la tarde que fue su segundo simplemente lo trasteó ante la poca validez del astado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Molina:
Como bien dice José Carlos, la tarde resulto un tanto desigual.
Los tres primeros toros los podemos catalogar, como entretenidos, los tres toreros estuvieron voluntariosos y el pueblo baezano supo recompensarlo con creces.
Cuarto, quinto y sexto, no sirvieron para nada y a parte del desorden de la lidia no hubo nada más que destacar, a parte de la cogida a Julio Aparicio.
Los visitantes a la vecina ciudad de Baeza, fueron preparados con ciertas viandas y bebidas refrescantes que fueron de agradecer. La Manzanilla en su punto, las medias lunas de jamón exquisitas, la diversión y el buen rato garantizado.
Felicitaciones para Conchi y José Carlos por prepararlo todo tan bien.
Tras la tarde de toros, que a mi me dejó un poco decepcionado, nos desplazamos a cenar al chalet de los padres de J.C. Martos (Chico), ……………vea Divina Sentencia.
Saludos

Irene dijo...

Hola chicos. Me alegro de que echárais un día tan bueno. La Sentencia Taurina va estando presente en muchos acontecimientos del verano, y eso está muy muy bien.
Y siempre con buen comer, buen beber, risas, y sobre todo, buenos amigos...
Nos vemos pronto. Un besote. Irene.